7 Beneficios del uso de la Mesa de luz sensorial

El juego sensorial es una de las mejores maneras de ayudar al desarrollo de los niñ@s. La mesa de luz sensorial es básicamente una mesa llena de materiales que hacen que los niñ@s usen los cinco sentidos. Con la mesa de luz los niñ@s aprenden y se entretienen interactuando con todos los materiales que se les pongan en ella. Aquí os dejamos siete beneficios para el desarrollo de los niñ@s que se consiguen a través del juego con la mesa de luz.

1: Ayuda al desarrollo de sus habilidades motoras finas

Las mesas sensoriales exigen habilidades motoras finas ya que los niñ@s tienen que usar sus manos para interactuar con objetos. Jugarán con todo lo que esté en la mesa. Manejarán pelotas, arena, moldearán arcilla y agarrarán todo tipo de objetos que pongamos. Jugar con muchos objetos diferentes es atractivo para los niñ@s y les ayuda a divertirse.

mesa de luz 2

2: Ayuda a los niñ@s a desarrollar sus habilidades cognitivas

Los niñ@s interactuarán con los elementos de la mesa contándolos, organizándolos, combinándolos y etiquetándolos. Es fácil observar lo cognitivo que es para ellos cuando se les asignan varias tareas. Las tareas y desafíos casi siempre se presentan como juegos, lo cual hace que disfruten de multitud de actividades de aprendizaje.

mesa de luz 1

3: Ayuda a los niñ@s a desarrollar habilidades lingüísticas

La mesa de luz presenta la oportunidad perfecta para ayudar a los niñ@s a desarrollar habilidades lingüísticas. Los niñ@s aprenden vocabulario uniendo palabras a objetos. También sirve como un gran generador de conversaciones. Se les pregunta a los niñ@s sus opiniones, se les desafía con las tareas y se les permite expresarse. Todas estas actividades involucran y desarrollan sus habilidades lingüísticas.

mesa de luz 3

4: Ayuda a los niñ@s a desarrollarse social y emocionalmente

Con la mesa de luz los niñ@s juegan juntos y se relacionan entre sí de una manera positiva. Además van expresando sus emociones a medida que obtienen retroalimentación de los objetos sobre la mesa. Es natural que los niñ@s se expresen sus emociones cuando los objetos captan su sentido de la vista, el olfato, el sonido, el tacto y, en algunos casos, incluso el gusto.

5: Ayuda a los niñ@s a relajarse

Una mesa de luz sensorial puede tener efecto “calmante”. Los objetos en las mesas tienden a captar la atención de los niñ@s y atraer sus mentes. A los niñ@s se les presentan objetos extraños como arcilla, nuevas texturas como el arroz y olores seductores como el de las flores. Esto los compromete y los calma. De hecho, a menudo olvidan que se divierten aprendiendo.

6: Ayuda a desarrollar la creatividad

Con la mesa de luz no hay reglas sobre cómo usar objetos sobre ella. Los niñ@s tienen la libertad de hacer lo que quieran con los objetos. El enfoque está en cómo los niñ@s usan los materiales en la mesa en lugar de lo que se crea con los objetos. Esto hace que el proceso de aprendizaje sea divertido y muy creativo. Los niñ@s se emocionan al experimentar con diferentes objetos, colores, texturas, pesos, etc.

Mesa de luz 4

7: Da a los niñ@s un sentido de “equilibrio”

Los niñ@s pequeños están entusiasmados con el mundo y a menudo les resulta difícil quedarse quietos. Una mesa sensorial no es un entorno de aprendizaje estructurado con reglas. Es por eso que los niñ@s disfrutan el proceso. Se les permite expresarse y manipular objetos de una manera que les parezca conveniente. Debido a que tienen la libertad de hacer lo que quieran, les ayuda a equilibrar sus estados de ánimo y sus mentes. Esto los hace más abiertos a otros tipos de aprendizaje, incluso los estructurados.

Product added to wishlist
Product added to compare.

Este sitio web usa cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento. Si sigue navegando entendemos que acepta el uso de ellas. Por favor visite nuestra página con más información sobre el uso de cookies en anrosl.es.